Blog

Hábitos saludables para las niñas

En San Patricio queremos seguir ayudándote a hacer el buen trabajo que haces con tus hijas, es por ello por lo que te presentaremos en este artículo los hábitos saludables para las niñas.

Nuestra intención es que refuerces estos hábitos en ellas, de esa forma tendrán un mejor desarrollo físico, emocional y mental. 

Alimentación sana y equilibrada

El primero de los hábitos que queremos compartirte es sobre la base de una alimentación sana. 

Es cierto que a veces queremos complacer a nuestras niñas con algún que otro antojo de dulce, postre, entre otros tipos de alimentos que en el fondo sabemos que no son sanos, pero pensamos “de vez en cuando no hace daño”.

Sin embargo, si nos descuidamos este desliz se hace más común y va restándole espacio a una sana alimentación. Es importante que nos centremos en una dieta sana, que incluya todos los nutrientes y con una proporción adecuada de cada una.

Hay que considerar al menos cinco raciones diarias de fruta y verdura, al menos carne tres veces a la semana y tres veces a la semana pescado, incluir cereales como arroz, pasta y pan, y evitar la comida rápida por el alto contenido en grasas.

Dentro del hábito de buena alimentación, también hay que tener en cuenta los horarios, por ejemplo, siempre es positivo que las niñas tomen su desayuno antes de ir al colegio, de esa manera tendrás más energía y aprenderán mejor.

Es importante comer siempre a la misma hora, y con base a la recomendación de los nutrientes crear un menú semanal en el que puedas incluir todos. Come con tus hijos y sé el ejemplo para ellos en cuanto a alimentación. 

El hábito de tomar agua

Es importante que tus hijas se hidraten correctamente, recuerda que nuestro cuerpo está compuesto en gran parte de agua.

Cuando se hidratan, las niñas eliminan toxinas. Por eso es importante que te asegures de que consuman una cantidad adecuada de agua.

Otra forma de estimular este hábito es a través del consumo de zumos naturales de distintos tipos de frutas. 

Ejercicio diario

Las actividades físicas son esenciales para que las niñas se desarrollen adecuadamente. Les permite incluso aumentar el rendimiento en la escuela.

Algunas actividades físicas divertidas que les encantarán son los paseos por la montaña, los juegos en el parque, entre otras. 

La idea es que no relacionen este y los otros hábitos como una obligación, sino como una forma de diversión, exploración, descubrimiento, de disfrutar. 

Hábitos de higiene

La higiene es muy importante para prevenir problemas de salud, por eso es importante que tus hijas puedan tener buenos hábitos de higiene.

Hay que enseñarles a lavarse las manos antes de comer, lavarse los dientes después de cada comida, ducharse todos los días, y, al igual que con los otros hábitos, debemos ser modelo para ellas en este tipo de hábitos. 

Adicional a los hábitos que te hemos presentado, cuida también el tiempo que pasan frente a la televisión, ordenador o dispositivos móviles, es mejor regular este tiempo, y cuando estén frente a este tipo de dispositivos sea para aprender.

Sustituye las actividades que se relacionan con el sedentarismo, por hábitos más saludables, actividades como deportes, lecturas, manualidades, entre otras. Esto les ayudará a tener un mejor desarrollo a medida que crecen. 

También es conveniente que las niñas compartan con otras personas, sean niñas de sus edades o mayores, adultos, familiares, esto ayuda a que tengan una buena salud mental. 

Construyamos un futuro juntos, haz parte de la familia San Patricio