Blog

Cómo promover la resiliencia en las niñas

A lo largo de la vida, es común que tu hija se encuentre con grandes retos y dificultades. Sabemos que es motivo de preocupación para los padres que estos momentos lleguen y ella no sepa cómo responder. 

Lo cierto es que nada te salva de que existan acontecimientos en la vida que te afecten. Sin embargo, existe una característica psicológica de las que muchos hablan en la actualidad y que puede lograr que tu hija y cualquier persona supere situaciones incómodas con menor dificultad, y precisamente es la resiliencia. 

Esta capacidad de afrontar positivamente las dificultades que se atraviesan en el camino es necesaria dominarla. Es posible que en tu caso sientas que es algo complejo de enseñar, pero no es así, pues de la misma manera en la que fomentaste el respeto, compromiso, solidaridad y otros valores es posible que los aplique para enséñale a tu hija a ser resiliente.

Así puedes promover la resiliencia en tu hija 

Hablar de resiliencia infantil en específico hace referencia a la capacidad que desarrollan las niñas de sobreponerse ante situaciones traumáticas, como el maltrato, en sus primeros años de vida y a la vez hacerlo de una manera positiva. 

Esta capacidad viene dada por las interacciones entre el individuo y sus semejantes, sus condiciones de vida y, por último, su entorno, por lo que es importante enfocarse en fomentar una saludable relación con tu hija durante la infancia. 

De estas interacciones, conversaciones, tiempo compartido con tu hija dependerá el desarrollo de la resiliencia. Cada acción en la que ella esté involucrada puede generar un efecto y es por eso por lo que se debe cuidar lo que se dice, lo que enseñas y cómo lo haces. 

Estos son algunos de nuestros consejos:

Fomentar enlaces familiares y con amigos

Fomentar los lazos familiares incrementa la fortaleza, amabilidad, solidaridad y amor en cada uno de los miembros del hogar. De esta manera estás creando un ambiente seguro para tu hija, un lugar donde puede desahogarse, ser quien quiere ser sin ataduras y prejuicios.  No permitas que tu hija se aísla y cuando observes que esto sucede debes hacer algo al respecto.

Enséñale a tu hija a ayudar a los demás

Promover la acción en tu hija de ayudar a otros puede darle la oportunidad de superar esa sensación de que no puede hacer nada. Hazle ver que es capaz de ofrecer algo a su entorno realizando pequeñas tareas en donde se sienta valorada.

Mantén una rutina con tu hija

Ayúdala a establecer una rutina diaria y a seguirla. El respeto a los hábitos es un sentimiento nutritivo para ellas, especialmente si es pequeña. Ella necesita saber que está desempeñando y realizando sus tareas.

Ayúdala a combatir la inquietud y la preocupación

Muéstrale a tu hija la importancia de concentrarse en sus metas, pero también a identificar cuando éstas la estresan. Es oportuno que ella sepa que hay límites y momentos en los que se debe parar.  

Anímala a fijar metas

Aliéntala a fijarse metas, objetivos que ella pueda lograrlo y celébrenlo. De esta manera es que tu hija puede experimentar el valor de una meta cumplida. También aprenderá a trazarse otros desafíos.

Nutre su autoestima

Recuérdale constantemente a tu hija cómo ha lidiado de manera satisfactoria con las dificultades pasadas y después ayúdala a comprender que los desafíos existen y a medida que se superan tiene la capacidad de manejar otros a futuro.

Por último, te recomendamos hacerle ver que ser positiva en los momentos difíciles tiene sus recompensas. Esta es quizás una práctica que hasta a los adultos les cuesta emplear, sin embargo, no es imposible y cuando se trata de tu hija es necesario fomentar una actitud positiva frente a las adversidades, que la ayudará a enfrentarse a las dificultades con optimismo y positivismo. 

Esperamos que estos consejos puedan ayudarte. Recuerda que en San Patricio estamos a tu disposición para encargarnos de la educación formal de tu hija. Conoce nuestro proceso de admisión.

Construyamos un futuro juntos, haz parte de la familia San Patricio.